Lo que te aporta enfrentarte a un reto

Derechos de foto de Fotolia

En teoría no es nada del otro mundo reservarte 1-1,5 horas para el blog todos los días. Cuando te propones en el mismo año casarte, correr la maratón en Barcelona, pasar tiempo con tu peque de 1 año y empujar tu start-up hay días donde el tema se complica algo. Al final todo es posible si realmente quieres lograr algo.

¿Qué es un reto personal?

Cuando hable de un reto personal me refiero a algo que puedas abandonar en cualquier momento sin que nadie se lo vaya a tomar mal. Aparte de “ya te lo había dicho que no lo ibas a conseguir” no tienes que temer mayores consecuencias. Encontrar un trabajo o cuidar a tu familia no caen en esta categoría.Reto personal 2013

No me entiendas mal porque soy consciente que en los tiempos que están corriendo no es nada fácil lograr ambos. Aún así en los ejemplos mencionados se trata de una obligación social que no es empuja además de nuestro propio deseo. No está bien visto no buscar un trabajo o no preocuparse por la propia familia. En este sentido no es un reto personal que simplemente puedes abandonar cuando quieras. Aunque para la gran mayoría de las personas no sea necesario también la sociedad ejerce una presión para cumplir con nuestras obligaciones.

Tu reto personal es algo que te va a costar mucho esfuerzo lograrlo. Al principio no sabes si vas a conseguirlo. Muchos hombres se proponen a partir de los 35 correr una maratón. No tiene que ser siempre algo físico. También te podrías proponer aprender un idioma nuevo o aprender a tocar un instrumento de música. Puedes elegir cualquier cosa que te haga ilusión.

5 ventajas que aporta enfrentarse a un reto personal

Cualquiera puede proponerse un desafío pero no todos consiguen llegar hasta el final. El abandono puede ser un momento de gran frustración que provoca los efectos contrarios. Merece la pena aguantar para sacar provecho de los efectos positivos:

1. Orgullo y satisfacción: me acuerdo perfectamente cuando pase la meta de mi primera maratón. Tenía 25 años y viví unos momentos intensos de felicidad concentrada. No se trata únicamente de haber superado la distancia de más de 42 kilómetros. Lo que te llena con orgullo son los momentos difíciles de entrenamiento que has tenido que pasar para poder disfrutar de estos instantes.

2. Reconocimiento social: tal como alguien dijo en Twitter, si ya has dormido y comido ya únicamente necesitas que un amigo te diga que has hecho algo bien. Ya antes de la  Pirámide de Maslow sabíamos que el reconocimiento social es una necesidad humana. Muchas personas son adictas al feedback positivo. No te conviertas en un adicto pero que alguien te de palmitas en la espalda de vez en cuando no le viene mal a nadie.

3. Disciplina para lograr el objetivo: si fuera fácil no sería un reto y en consecuencia no tendría importancia. Requiere mucha disciplina trabajar todos los días o varias veces por semana para lograr algo. Aquí no se trata de tener ganas o no, sino más bien de ahora toca practicar, entrenar, escribir, etc. “si o si”. La primera semana puedes tener mucha ilusión y vivir de ella pero a partir de la segunda disminuye y toca remplazarla por la disciplina.

4. Capacidad de organización: pocos se pueden permitir el lujo de dedicarse exclusivamente a su reto personal. Típicamente tenemos un trabajo (o lo estamos buscando), familia, amigos, etc. que requieren su dedicación por nuestra parte. Con el tiempo te vas convirtiendo en un artista para encontrar los huecos en tu agenda. Habrá muy pocos instantes en los que no haces nada. Acabo de volver de correr pero en vez de descansar toca sacar provecho que todos estén durmiendo la siesta para sacar el post diario.

5. Autoconfianza: una vez cumplido el reto sabrás que todo es posible si te lo propones y luchas por ello. Empezarás a confiar más en tus posibilidades. No tienes que tenerle miedo a nadie o envidiar los logros de terceros. Tú también eres capaz de hacer las cosas y sacarlas adelante. Todo es cuestión de tener la suficiente autoconfianza para no abandonar cuando las cosas se ponen un poco más complicadas.

No desesperes si no consigues lograr un reto a la primera vez. A veces necesitamos varios intentos para conseguir nuestros objetivos. No le quita nada de merito. Es más bien lo contrario. A pesar de haber fracasado no te has rendido nunca. No lo hagas y confía en ti. Eres capaz de conseguir cualquier cosa aunque ahora tal vez todavía no te lo creas.

¿Cuáles son tus consejos para lograr un reto personal?

Fuente:http://www.marketingguerrilla.es/lo-que-te-aporta-enfrentarte-a-un-reto-para-empezar-el-ano-nuevo/

También te podría gustar...

Deja un comentario