Los vehículos autónomos que continúa desarrollando Google

Los vehículos de conducción autónoma siguen planteando dudas antes de su comercialización. Por ejemplo, quién debería pagar las multas de coches autónomos.

Aún no hemos terminado de digerir la llegada del coche eléctrico y ya estamos asistiendo a los primeros pasos del coche autónomo, capaz de conducirse de forma independiente sin la guía ni intervención de un humano al volante. Uno de los principales argumentos de estos vehículos es ofrecer la posibilidad de que sus propietarios puedan aprovechar el tiempo que normalmente dura cada trayecto para realizar otras tareas, y más en esta época de soluciones para el trabajo en movilidad.

Hace poco hablamos en Think Big de los planes de Volvo para lanzar 100 coches autónomos en las calles de Gotemburgo con 2017 como fecha estimada, todo esto teniendo en cuenta que los retos para hacer funcionar de forma adecuada un vehículo autónomo son mucho mayores en el entorno urbano que en las carreteras. Pese a todo,el estado de Nevada ya autorizó su circulación. Sin embargo, quedan algunas dudas sobre el coche autónomo. Por ejemplo, ¿quién debería pagar las multas que ocasionase un vehículo que ha sido conducido de forma autónoma? 

A priori, un coche autónomo está ideado para no rebasar jamás los límites de velocidad, para estacionarse únicamente en lugares permitidos, y en general para cumplir las reglas de conducción, así que la primera respuesta es que un coche autónomo nunca debería recibir multas mientras haya sido conducido por sí mismo. Esto nos lleva al siguiente punto: cuando decimos que uno de estos vehículos es conducido por sí mismo, realmente estamos refiriéndonos a que es guiado por los algoritmos creados por su sistema de conducción.

Hands-free_Driving-620x444

Esto es lo que se preguntó Alexis C. Madrigal, de The Atlantic, en referencia a los vehículos autónomos que continúa desarrollando Google, obteniendo como respuesta un… “eso nunca ha sucedido todavía”. Y las pruebas hechas por vehículos de esta compañía en Mountain View vienen de muy atrás, así que tirando de estadística y comparando con los vehículos tradicionales, ya debería haber antecedentes.

Ningún coche autónomo ha recibido aún una multa, pero en Google entienden, que de ocurrir, debería ser responsabilidad del fabricante del sistema de conducción del vehículo.

Pero si llegase a ocurrir en algún momento… ¿tendría sentido que un policía entregase una multa a una persona que no controlaba el vehículo que cometió una infracción? ¿Tendría más, o menos sentido que la multa fuese a parar al fabricante por ser quien creó el sistema de conducción?

Según Ron Medford, quien dirige el proyecto de vehículos de conducción autónoma de Google, la multa debería asumirla la empresa responsable del comportamiento del vehículo, y no el propietario que no ha influido en su comportamiento. Pero esto, a día de hoy, únicamente forma parte de su forma de ver su proyecto, pues las leyes estatales de California, las cuales hubiesen determinado a nombre de quién hubiese ido esa hipotética multa, todavía considerarían como responsable al ser humano que estuviese sentado en su interior.

Autonomous_TT-620x383

En opinión de Medford, las leyes deberían amoldarse a esta nueva realidad, aceptar que los humanos ya no seremos los únicos en poder controlar los vehículos, sino que con la llegada gradual de los coches autónomos, la legislación deberá modificarse e integrar a estas nuevas figuras. Y que como él defiende, deberán tener como responsables a la persona jurídica encargada del sistema de conducción.

El Departamento de Vehículos Motorizados de California (DMV) ya se ha puesto manos a la obra en varias ocasiones para llegar a una determinación en este aspecto. Inclusoha publicado de forma específica el estado de la legislación actual al respecto. Tanto California como el resto del mundo deberán ir preparándose de forma gradual para la llegada comercial de los coches autónomos, fijada a partir del año 2020 en algunas regiones.

Fuente. http://blogthinkbig.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *