Actualidad musical del 2014 para escuchar en 2015 por Pitchfork y Bandalismo

 

LOS 20 MEJORES DISCOS DE 2014


Actualidad musical del 2014 para escuchar en 2015 por Pitchfork y Bandalismo

La lista definitiva: los 20 mejores discos de 2014

Llevamos ya bastante tiempo peleándonos para elegir los 20 mejores discos de 2014. En julio resultó fácil seleccionar nuestro top 10 entre los trabajos publicados en la primera mitad del año, pero ahora la cosa ha estado particularmente reñida.

No nos deseéis el mal, pues varios de los discos que muchos de vosotros (y nosotros) querrían haber visto en el ranking de aquí abajo, se han quedado fuera por poquísimas décimas. Pero estamos seguros de que os gustará ver una lista que no es otra copia de la publicada por Pitchfork. Allá vamos:

20. The Men – Tomorrow’s Hits

El quinto disco de The Men certifica su tránsito desde el punk a un exquisito clasicismo, pero sin renunciar a la hiperactividad que les caracteriza. No solo por la potencia y ritmo desatado de sus mejores temas (Different Days’ o ‘Going Down’), sino por su producción cuidada al detalle. Una jam session sin final con los mejores ingredientes de la música americana.

Escúchalo en Spotify.

19. The Antlers – Familiars

Cuando un disco abre con una canción como ‘Palace’ sería un delito que no entrara en la lista de lo mejorcito del año. 53 minutos intensos, incluso cuando todo suena tranquilo y relajado. 53 minutos en los que los instrumentos como siempre se adueñan con prepotencia del papel de protagonista. Y no es que las letras sean algo que a Peter Silberman se le olvide. Familiars es un disco que le susurra al alma y le grita al corazón.

Escúchalo en Spotify.

Relacionado: también tenemos lista de los mejores discos nacionales de este 2014

18. The Growlers – Chinese Fountain

Que The Growlers molaban más antes lo ha dicho todo el mundo ya, ¿no? Bueno, una vez asimilada esta verdad universal, podemos reconocer abiertamente que, si bien está lejos de ser su mejor disco, Chinese Fountain cumple con los requisitos necesarios para gustar a todos. Once temas de aire surfero y una pequeña incursión a la disco setentera que escuchan con facilidad y entretienen, entre los que destacan Big Toe’ y ‘Dull Boy’. Chinese Fountain’ (la canción) debería entrar en todas las listas de Nochevieja, para que vuestros amiguitos muevan el bullerengue.

Escúchalo en Spotify.

17. Sharon Van Etten – Are We There

Sharon Van Etten es una de esas músicas que nos han enseñado que el desamor, el desencanto o el dolor pueden ser deliciosos. Enésima prueba de ello es Are We There, que nada más empezar con esa maravillosa y lacerante Afraid Of Nothing’se apodera de tu corazón. Un disco que es como un cielo constelado de estrellas, como Tarifa’, ‘Your Love Is Killing Me’ y ‘Every Time The Sun Comes Up’: sereno y pacificador. La decepción y la pena se van disipando, las lágrimas disminuyen.Bálsamo para los corazones agrietados.

Escúchalo en Spotify.

16. The Afghan Whigs – Do To The Beast

Dieciséis años. Dieciséis largos años han pasado desde aquel 1965. Este álbum de regreso de The Afghan Whigs era seguramente uno de los más esperados y no ha defraudado. Un viaje a través de pena, celos y venganza que pasa por sexo y hechos reales como la matanza de la que hablan en Matamoros’. Un trabajo guitarrero muy cuidado en sus arreglos que no debería faltar en ninguna lista de los mejores discos de 2014. Prueba de ello, la blusera Parked Outside’ o la intensa Lost In The Woods.

Escúchalo en Spotify.

15. Superfood – Don’t Say That

Su sonido recupera los clásicos del pop de los 90: Weezer, Blur y, ante todo,Supergrass, a los que hacen clara referencia con su nombre. Tienen tanta frescura como los Arctic Monkeys en sus comienzos. Don’t Say That es un disco lleno de imaginación y sueños (a veces un tanto rarunos), como el de coger un avión al paraíso del que hablan en ‘Right On Satellite’. Sueños que también nos invitan a perseguir en su temazo imperdible, ‘Melting’.

Escúchalo en Spotify.

14. Swans – To Be Kind

Con 12 álbumes a sus espaldas y a distancia de solo 2 años de aquel magníficoThe Seer, parecía imposible que Swans volviesen a sacar un disco sorprendente e impactante. Pero con To Be Kind, Michael Gira nos lleva a las profundidades de los abismos más inexplorados y recónditos. Un tortuoso descenso entre tinieblas y sombras que queda patente en ‘Bring the Sun / Toussaint L’Ouverture’, locura in crescendo de 34 minutos de duración. Toda una invitación a lo místico y profano.

Escúchalo en Spotify.

13. The Black Keys – Turn Blue

Después de esa tormenta perfecta que fue El Camino, tendría que imponerse la calma. O no. Y es que desde el primer adelanto de su último trabajo, los de Ohio produjeron un verdadero terremoto. Las opiniones sobre ese ‘Fever’ estaban entonces tan divididas como lo están ahora sobre Turn Blue. Si alguno seguís dudando entre si “sí” o si “no”, os recomendamos ‘Weight Of Love’ y ‘Gotta Get Away’ . Nosotros, de todos modos, tenemos claro que este es uno de nuestroselepés favoritos hasta la fecha. Sensual y pegadizo, si lo que quieres es mambo, este es tu disco.

Lee nuestra crítica y escúchalo en Spotify.

12. Alvvays – Alvvays

Alvvays ha sido uno de los grandes hypes de este 2014. Nos hacen volver a esetwee pop que arrasaba en los ochenta y que parecía ya perdido, pero en medio de tanto cinismo la gente parece necesitar algo dulce e inocentón. Se dieron a conocer con Archie, Marry Me’, pero en su disco podemos encontrar pequeñas gemas preciosas como Party Police’ y  más todavía Red Planet’Hace unos meses nos preguntábamos que si es posible amar en tiempos indie, y Alvvays nos hacen pensar que sí.

Lee la crítica completa de @robyiinthesky y escúchalo en Spotify.

11. Thee Oh Sees – Drop

Ácido y corrosivo, Drop, es probablemente uno de los discos más auténticos de este año. Thee Oh Sees han dado vida a un LP en el que pasan de garage a pop rock (‘Drop’) dando pinceladas de noise sin que a uno le resulte cargante. Muy al contrario, los estadounidenses han sabido mezclar y dosificar con maestría todas las componentes y plasmarlas en un trabajo sobresaliente. Quieren dar guerra, y abrir con ‘Penetrating Eye’ es una obvia declaración de intenciones.

Escúchalo en Spotify.

10. Angel Olsen – Burn Your Fire For No Witness

Con su segundo disco llego la confirmación. Discipula de Bonnie ‘Prince’ Billy yWilco, Angel Olsen vuela alto y su música ha cobrado vida propia. Una peculiar resurrección del sonido lo-fi, partiendo de influencias heterodoxas y tandelicatessen como Leonard Cohen o Jefferson Airplane. La voz de Olsen puede sonar tanto aterciopelada como lacerante, protagonista o perdida en medio de guitarras sucias y muchas aristas. El resultado: uno de los discos mas hipnóticos de este 2014.

Escucha en Spotify.

9. Cloud Nothings – Here and Nowhere Else

Here and Nowhere Else es una encantadora bestia moderna. Este álbum es una obra visceral fuera de lugar, pero en absoluta sincronicidad con su época. Cloud Nothings (que recientemente hemos visto en el Primavera Sound) se pasea virginalmente por el alambre de espino que le ha servido para consolidar todo un estilo en nuestros tiempos, el post-hardcore: ruido expansivo de guitarras y bajos incandescentes, que se estiran tanto que parecen estar a punto de romperse. Ahí están la catarsis y la liberación, la vibración física del ruido, el dolor, el odio y el placer. Los 8 cortes son de una electricidad corrosiva, desde‘Now Hear in’ hasta ‘I’m Not Part Of Me’ ¡Que se desate la furia!

Escúchalo en Spotify.

8. Benjamin Booker – Benjamin Booker

Este chaval de Nueva Orleans de voz ronca y dedos rapidos ha dado con el número áureo en su debut. Es el eslabón perdido entre el rock and roll primigenio, de Chuck Berry y compañía, y la generación de The Strokes. Conciliando polos tan opuestos como el boogie y el grunge, apunta a figura de referencia del nuevo blues rock americano. Booker ha firmado uno de los discos mas disfrutables de 2014: mejor escucharlo en vinilo, y con espacio suficiente para corretear y hacer air guitar.

Escúchalo en Spotify.

7. Future Islands – Singles

Su último álbum, Singles,ha sido el salto definitivo a la primera división del indie, impulsado quizá por su incorporación al mítico sello 4AD. En su anterior LP, On The Water, ya marcaron las pautas creativas a pulir, y en Singles las materializan sin fisuras. Sonido más limpio, mejores guitarras y percusión, que se extienden en un universo dream pop con ecos inspirados en The Cure o Coucteau Twins y en sus teclados synthpop o arreglos de cuerda. El tema de apertura ‘Seasons (Waiting for you)’ hace al oyente estrellarse contra el suelo.

Escúchalo en Spotify.

6. Ty Segall – Manipulator

Ty Segall cuenta con una inagotable capacidad para reinventar su propio molde. Desde hace años, lo suyo es la liga del garage rock, sin repetir los trillados esquemas del género. Con ‘Manipulator’, ha concebido un mantra de ruido, pasión, cerveza, y noches de doce horas, que a ratos ilumina y a ratos sume en un estado casi hipnótico. Aquí, el prolífico Ty Segall se entretiene entre ritmos selváticos, sórdidos falsetes y el mayor muro de sonido que los californianos han sido capaces de erigir jamás. En los coros de ‘Feel’ o en la vitalidad de ‘Tall Man, Skinny Lady’ puedes beberte tu juventud al mismo tiempo que desnucarte con riffs que saben a gloria.

Escúchalo en Youtube.

5. Ryan Adams – Ryan Adams

Los que aman la música de Ryan Adams reconocen en ella un espejo mágico de la vida; es realista y transparente, es tan frágil que parecen haberla apaleado hasta abandonarla en una esquina para entonces mirarte a los ojos derribando todas las mentiras y falsas apariencias. En este nuevo disco el cantautor de Jacksonville reúne una colección de temas que meditan sobre el amor y el recuerdo que evoca carreteras perdidas y encuentros a medianoche.

Ryan Adams siempre será romántico a pecho descubierto con ojos de poeta.‘Kim’ o ‘Stay With Me’ son canciones testimoniales que serpentean entre iluminadas habitaciones de motel e introspecciones a base de ritmos acústicos, suaves y constantes; sin distraer.

Escúchalo en Spotify

4. Temples – Sun Structures

Que Temples nos gustan es algo que ha quedado claro. El plural se refiere a Bandalismo y a medio mundo. Con sus pelos algodonados y su ropa sesentera a más no poder, estos chicos que acaban de salir (creemos, pero no estamos muy seguros de que efectivamente sea así) de la pubertad, nos enamoraron desde el principio. Desde aquellas ‘Shelter Song’ y ‘Keep In The Dark’. Estos chavalines que igual no tienen ni la edad legal para beber alcohol, han sido capaces de sacar un disco de pop rock psicodélico prácticamente irresistible. Sun Structures es un LP salido directamente de la época del LSD, el peace and love y las domingas libres.

Lee nuestra crítica y escúchalo en Spotify.

3. Woods – With Light and with Love

El octavo trabajo de Woods es un disco bello, muy melódico y dulce de escuchar, rebosante de matices complejos e intricados giros a un estilo ya muy trabajado. La cautivadora sencillez de ‘Shepherd’ y ‘Moving To The Left’ atrapa, pero el brutal preciosismo de ‘Leaves Like Glass’ o ‘Full Moon’ te rapta y encierra en un universo paralelo.

Lee nuestra crítica y escúchalo en Spotify.

2. The War On Drugs – Lost In The Dream

Con su rock estadounidense totalmente ochentero, The War On Drugs (que también vimos un poco en el Primavera Sound) nos desarmaron desde el primer minuto de la primera escucha. A ratos The Boss, a ratos Dire Straits, a ratosFlashdance, y constantemente únicos. Con canciones como ‘Under The Pressure’, ‘Red Eyes’ o ‘An Ocean In Between The Waves’, TWOD consiguen hacer un álbum que te transporta a una época pasada, pero con sabor a nuevo, contemporáneo, presente. Un viaje a través de sentimientos, emociones y sensaciones de pasmosa belleza.

Lee nuestra crítica y escúchalo en Spotify.

1. Royal Blood – Royal Blood

Royal Blood se han propuesto reducir la fórmula del rock hasta su mínima expresión. En lugar de riff, estribillo y puente, sus canciones son riff, riff, riff. Y para pasmo de la crítica entendida, la cosa funciona. Ademas, lo han hecho con el más difícil todavía: limitándose a usar bajo y batería.

Gracias a un disco con 10 himnos, han entrado como un huracán en el circuíto de festivales, en internet y en los oídos de todos aquellos que aman el R O C K con mayúsculas. Ese que se puede tocar y disfrutar lo mismo en un estadio que en un garaje. Una de las grandes noticias musicales del 2014 ha sido su reinvención del blues rock, que quizá llevaba demasiado tiempo estancado.

Si queréis seguir leyendo elogios a Royal Blood, nada como nuestra crítica completa del álbum. Y si quereis saltar y rockear, el ídem en Spotify.

Lista elaborada con los votos de Roby, Juan González Villa, Álvaro Argote,Daviddepain, Ivy Dylan, Alicia Arroyo, Andrea, H. y Marc Nulty.



Más información
Más información

 

0 thoughts on “Actualidad musical del 2014 para escuchar en 2015 por Pitchfork y Bandalismo”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario