Los motivos por los que emigrar no paran de aumentar

Irse a Trabajar en el Extranjero: Países para Emigrar. 

Hace unos años cuando alguien se iba del país solía ser por ganas de aventura, de vivir experiencias nuevas, para aprender idiomas o por una buena oferta laboral. Actualmente, con el 25% del paro afectando especialmente a los jóvenes, los motivos por los que emigrar no paran de aumentar, una última carta que les queda a aquellos que ya llevan 2 o 3 años sin apenas trabajar.

No soy ningún experto en el tema, pero durante los últimos tres años en los que he estado viajando y vivieno fuera, he conocido a bastante gente que lleva tiempo trabajando (o intentándolo) en todo tipo de países. No es un camino de rosas, no es nada fácil, los comienzos son duros y no es tan bonito como parece en los programas de españoles por el mundo. Los primeros meses, e incluso años, habrá que pasar por el proceso de situarse, de aprender la cultura e idiomas del país elegido (suponiendo que ya se sabe inglés), de hacer contactos y adquirir experiencia. Lo bueno es que normalmente el tiempo juega a tu favor ya que, con dedicación y esfuerzos, las condiciones laborales van mejorando.

Así pues, intentar irse a trabajar en el extranjero es una opción que tiene mucho sentido dada la situación actual. En caso de no tener éxito, como mínimo uno siempre se lleva la experiencia de haber vivido en el extranjero y, seguramente, la capacidad de hablar un idioma nuevo que te habrá abierto todo un mundo desconocido hasta entonces. Además, es mucho mejor estar intentando ganarse la vida en un país extranjero de forma activa, que sentirse frustrado y sin ganas de hacer nada en el propio. (Más info aquí).

Los motivos por los que emigrar no paran de aumentar

Por cierto, si estáis cobrando el paro y no queréis perderlo al salir al extranjero, sabed que podéis suspenderlo antes de salir y reanudarlo una vez volváis.

Ideas e inspiración para plantearse emgirar

1) AUSTRALIA Y NUEVA ZELANDA

A pesar de lo lejos que queda Australia, se está convirtiendo en uno de los mejores destinos a los que ir una temporada. Gracias al visado de estudiante australiano que te permite trabajar 20 horas, muchos españoles ya se han instalado en el país por una temporada (eso sí, necesitas tener unos buenos ahorros para el billete, la escuela y las primeras semanas). Con este visado, del que ya he hablado anteriormente con más detalle, te permiten trabajar siempre y cuando pagues y asistes a las clases de inglés. Personalmente me parece una de las mejores opciones ya que además de aprender inglés puedes ganar un dinero con el que al menos pagarte tus gastos, la estancia en el país de los canguros.

Una vez se domina el idioma siempre hay posibilidades, aunque es difícil, de encontrar alguna empresa que te patrocine y te quiera contratar con permiso de trabajo normal.

La opinión de quien ya ha ido:

Irse a Australia

El visado de estudiante te permitirá trabajar 20 horas de forma legal.
En Australia hay trabajo y, sobre todo, trabajo no cualificado (dishwasher, limpieza, mudanzas,….) Estos son los trabajos a los que optamos los españoles hoy por hoy.
Uno de los mayores problemas que nos encontramos cuando llegamos es que el nivel de inglés de los españoles es bajísimo. Eso hace que las opciones de trabajos cualificaos aun se reduzcan más.

Los sueldos en Australia son altos. Trabajando 20h a la semana te da para vivir, pagarte la habitación e incluso disfrutar de alguna cervecita (que son carísimas). Dependiendo de la ciudad/zona en la que trabajes ganaras más o menos. Se suele cobrar entre unos $15 y $25 la hora en trabajos no cualificados. Si trabajas 20 horas a unos $20, ganas semanalmente unos $400 trabajando media jornada y sin muchos dolores de cabeza. La habitación te suele costar (dependiendo de la zona/ciudad) entre $130 y $250 a la semana.

Lo que suelen hacer muchos de nuestros estudiantes que vienen con la idea de conseguir un sponsor es estudiar 3 meses de general English, para ponerse al día con la gramática y el acento australiano, un mes de vacaciones en el que pueden trabajar full time y 3 meses más de curso en el que intentan sacarse el IELTS. El IELTS es un certificado muy importante a nivel nacional. Te piden mínimo de nivel IELTS para cualquier tipo de visado, diferentes cursos o entrar en la universidad.
Importante remarcar que mientras estas estudiando solo puedes trabajar 20h pero en tus ‘breaks’ puedes trabajar todas las horas que quieras, sin límite. Por eso, siempre intentamos que los estudiantes tengan un break entre curso y curso.

Conseguir un sponsor es algo complicado. No imposible pero si difícil. No se trata simplemente de hablar ingles sino de demostrar que vales y que a tu jefe le va a salir a cuenta hacerte los papeles. El proceso de sponsor es largo, costoso e implica trabajo para la empresa que esponsoriza a nivel burocrático. Conseguir el sponsor dependerá de los contactos que tengas pero también hay unos requisitos mínimos como experiencia laboral mínima demostrable, cartas de recomendación, títulos universitarios, nivel de inglés, etc. Informáticos, médicos e ingenieros son profesiones buscadas así que lo tienen más fácil.

Otro punto importante a remarcar es que no todas las empresas son aptas para esponsorizar. Hay mucha gente que nos contacta diciendo que el bar donde trabaja lo va a esponsorizar. Muchas veces son empresas muy pequeñas que no van a poder demostrar los requisitos mínimos para que inmigración les de el visto bueno. Entre los más importantes esta el que la empresa deberá pagar al empleado un mínimo de $51.000/ año y no todas las empresas se pueden permitir pagar $1000 a la semana. Deben demostrar una solvencia importante.

A nivel personal, conseguí el sponsor como responsable de Mk en una marca de ropa hace casi dos años. La empresa expuso a inmigración que necesitaba a una persona de habla hispana dado que exportaban la marca a Sudamérica. El proceso fue complicado. Más de 7 meses de papeleos. Durante estos dos años Inmigración ha contactado conmigo un par de veces para asegurarse de que la empresa me trata como a un australiano mas. Realmente se preocupan por ti, quieren saber que no estamos explotados por ser internacionales y que cobramos un salario mínimo.

En resumen, no quiero desanimar a nadie. El sponsor no es imposible pero sí que es difícil. No se trata solo de que un amigo te quiera ayudar. La empresa tiene que cumplir unos requisito mínimos.
Australia es un país impresionante. Buen clima, buena gente y hay trabajo. Eso si, hay que estar abierto a todo tipo de trabajo, sobre todo al trabajo físico.

Marta Caparros
Fundadora de AUssieYouTOO.com
Asesoramiento gratis para ir a Australia

Nueva Zelanda también puede ser una buena opción para ir a aprender inglés y pasar una temporada. Como en Australia, en Nueva Zelanda también se puede ir con visado estudiante y trabajar algunas horas mientras se aprende inglés. Además, si se tienen entre 18 y 30 años se puede optar a una de las solo 200Working Holiday Visa que dan cada año (200 para pasaporte español, también dan para varias nacionalidades de Latinoamérica). Estas visas, pensadas para viajar por el país y pagarse los gastos del viaje trabajando, te permiten trabajar legalmente 6 meses por año, aunque la gente suele trabajar más. Los trabajos típicos suelen ser en hostales, recogiendo fruta o en bares, aunque si se está calificado y se habla inglés las opciones son muchas más.

La opinión de quien ya ha ido:

Irse a Nueva Zelanda

Nueva Zelanda tiene actualmente una tasa del 6.8% de paro, muy por debajo de la que vivimos en España. Es un claro indicativo de la facilidad para encontrar trabajo, aunque para los emigrantes no es tan sencillo debido a la necesidad de un visado específico. Es relativamente fácil para los jóvenes y estudiantes conseguir un empleo, ya que se pueden beneficiar de la Working Holiday Visa o un visado de estudiante que les permite, en los cursos de larga duración, trabajar hasta 20 horas semanales. Los sectores de recogida de fruta, turismo y servicios son los más demandados.

El proceso para un visado de trabajo es más tedioso, y para conseguirlo se necesita a un empleador que haga de sponsor. ¿Los oficios con más posibilidades? Médicos, informáticos, científicos, químicos, agrónomos, físicos, profesores, arquitectos, ingenieros…

Xabier Villanueva
Escrito y Blogger en ComoSerunKiwi.com
Blog sobre Nueva Zelanda

2) LA UNIÓN EUROPEA


Como ya sabréis los ciudadanos de la Unión Europea tienen derecho a trabajar en cualquier de sus estados miembros. Así que intentar trabajar en países de la unión es una de las mejores opciones para no tener que complicarse la vida con temas de visados ni legalidad; en Europa somo legales. Esta es pues la principal ventaja al trabajo en Europa, junto a otras como los sistemas existentes de reconocimiento de títulos, mediante los cuáles los trabajadores calificados tienen muchas opciones de poder trabajar de lo suyo.

A pesar de estas ventajas también hay algunas dificultades, la principal: el idioma. Para trabajar en los distintos países europeos es casi esencial hablar el idioma local del país. De todas formas no es un requisito totalmente imprescindible y a veces con el inglés ya se encuentra trabajo en países no anglosajones. Reino Unido (y especialmente Londres), Suiza y Alemania están siendo por ahora los principales destinos de quienes se van en busca de empleo, aunque lamentablemente muchos tienen que volver con las manos vacías.

A continuación os dejo algunos enlaces útiles para trabajar por Europa:
Guía para trabajar en un país de la Unión Europea
Servicios públicos de empleo en países europeos
Portal europeo de la movilidad profesional

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar por Europa

Si bien los tres países europeos en los que he trabajado son bastante distintos entre sí (Noruega, Hungría e Inglaterra), la búsqueda de trabajo en todos ellos tiene bastantes puntos en común que destacaría.

Para empezar, aunque parezca extraño, es mucho más fácil encontrar un trabajo calificado, pues no tendrás tanta competencia como a la hora de buscar un trabajo que no requiera experiencia. Además, con la salvedad de Inglaterra, he encontrado que el no hablar el idioma oficial del país te deja bastantes pocas posibilidades de trabajar en los empleos que normalmente consideramos más sencillos de abarcar: hostelería, limpieza o construcción.

Supongo que esto se debe a que la gran mayoría de las personas con las que trabajarás en este tipo de empleos no va a hablar otro idioma que el propio y si la comunicación es muy difícil o imposible no te tendrán en cuenta para el trabajo. Inglaterra es un caso aparte debido a que este tipo de empleo está ya copado por inmigrantes y por tanto el ambiente de ellos es mucho más internacional.
Todo español tiene derecho a trabajar en cualquiera de estos países, pero en todos ellos tendrás que registrarte como residente o empleado, obteniendo el número de la seguridad social del país de turno, por ejemplo. Son trámites sencillos pero necesarios, así que no los dejéis pasar.

Por último, supongo que por el funcionamiento digamos que poco óptimo de nuestro Inem, solemos optar a la hora de buscar trabajo en el extranjero por portales privados como puedan ser Monster, o similares. Algo que he notado en los tres países en los que he trabajado es que la bolsa de trabajo de la web del propio gobierno es más que interesante, actualizada a diario, y muy variada, así que tomadla como primera opción a la hora de buscar.

Víctor M. Martínez
Blogger en VivirEuropa.com
Blog sobre Europa

Una de las ciudades europeas donde seguramente hay más extranjeros trabajando es Londres. La capital británica es una ciudad enorme en la que, con la nacionalidad española, se puede buscar trabajo legalmente. Quizás el principal inconveniente es que estarse allí buscando trabajo sale económicamente muy caro. Un amigo mío nos da algunos consejos para trabajar en Londres:

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar en Londres

Londres es una ciudad llena de oportunidades y como europeos tenemos la suerte de poder disfrutar de los mismos derechos que los británicos.
Al llegar a la ciudad, lo primero que tienes que hacer es conseguir un National Insurance Number (NINo) en un Job Centre. Éste equivaldría a un Número de la Seguridad Social. Con el número cotizamos, podemos registrarnos en un ambulatorio/médico de cabecera (GP) e incluso optar a cobrar el subsidio de desempleo o ayudas para pagar el alquiler. ¿Cómo conseguirlo? Con un pasaporte y decir que lo necesitas porque ya has encontrado trabajo es más que suficiente.

Tanto para trabajos cualificados como no cualificados la búsqueda funciona igual para todos. Llamar puertas, visitas a Job Centres (INEM del Reino Unido), enviar CV’s, contactar con recruiters y consultar webs con ofertas de trabajo como la del Guardian o JobSite entre otras. Cabe mencionar también herramientas no tan conocidas o usadas en España como LinkedIn o Twitter, que son de las que más provecho he sacado. En LinkedIn tienen una sección de ofertas de trabajo y en Twitter con sólo hacer una búsqueda usando los hashtag ‘#job’, ‘#london’ y la especialidad que estés buscando, verás que te sale muchas ofertas en el timeline.

Si estás buscando cualquier tipo de trabajo el resultado es bastante inmediato. Londres es una ciudad llena de tiendas, cafeterías, bares, etc. donde mucha gente está de paso y hay mucha rotación y oferta como consecuencia de ello. En el caso de los trabajos cualificados hay que tener más paciencia y se requiere un nivel más alto de inglés. Hay mucha oferta en sectores como el del marketing, diseño, publicidad, tecnología, sanidad y finanzas.

Tres consejos básicos finales:
1- Crea un perfil de LinkedIn y dedicale un tiempo a completarlo. Agrega a gente de tu sector o empresas en las que quieras trabajar y muestra tu interés.
2- No pongas fotografía en el CV que mandes a las empresas. No está bien visto. Se valora por los méritos no por el físico.
3- Una vez haya contacto con la empresa, prepárate bien la entrevista y estudia la compañía. Encontrar trabajo es un trabajo en si mismo y requiere dedicación y preparación.

Finalmente una web de entre las muchas que puedes encontrar más información sobre el tema: Foro Londres

Joan Alfons Valls Costa
Diseñador | Perfil de Linkedin

3) LATINOAMÉRICA


Cada vez más españoles están escogiendo Latinoamérica para continuar con su carrera laboral o incluso para empezarla. Casi todos los países de Latinoamérica vienen experimentando durante los últimos años fuertes crecimientos y están en un período de bonanza económica. Los países que por ahora están recibiendo más desempleados españoles son Brasil, México, Argentina y Chile.

Sin duda la principal ventaja de decidirse por Latinoamérica es el idioma y la cultura. En estos países no hay necesidad de aprender un nuevo idioma (excepto en Brasil, claro) ni seguramente existirán problemas de adaptación cultural, todo lo contrario. Otra ventaja destacable es que ya hay una buena presencia de empresas españolas (según el Informe de IE 2012 solo en México hay 3600 empresas) con las que probar suerte, muchas más que las que podamos encontrar por ejemplo en Asia o Oceanía.

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar en Brasil

Brasil es un país muy activo últimamente, tanto económicamente como culturalmente: exposiciones, arte e innovación. Hay sectores donde la demanda de personal calificado es más alta que en otros. Por ejemplo en el sector de la construcción, ingenierías y energía hay mucha actividad y potencial de desarrollo, pero también en el sector de las tecnologías e informática, donde existe una gran falta de personal calificado y no hay tiempo físico para formarlo, así que hay que traerlo de fuera.

No obstante, es un país muy estricto con el tema de los visados y muy, muy burocrático. Así que no es fácil llegar de turista y quedarse a ver qué pasa. El visado de turista es para 3 meses pero se puede alargar 3 meses más bajo algunas condiciones muy concretas (tener familiares o amigos, estar desarrollando un proyecto o vinculado con alguna actividad, etc.). Pasados estos 6 meses es necesario abandonar el país.

Para ir a trabajar a Brasil, hace falta que la empresa brasileña empiece los trámites del visado que se harán en el consulado/embajada del país del origen del trabajador.

Una web donde aparecen ofertas de trabajo variadas es la del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos del 2016.

Francesc Balagué
Blogger en RutaBaobab.com
Viviendo en Brasil

4) CANADÁ Y ESTADOS UNIDOS

Canadá ofrece un visado llamado International Experience Canada que permite, al igual que el working holiday visa, trabajar legalmente en el país. Esta restringido a personas de entre 18 y 35 años y las plazas son limitadas así que conviene estar alerta cuando abren el cupo.

Sobre Estados Unidos no puedo decir nada puesto que ni siquiera he estado nunca allí. Marta, una chica que vivió allí un tiempo nos da su opinión en la siguiente nota:

La opinión de quien ya ha ido:

Oportunidades laborales: Estados Unidos vs Australia

Es cierto que Estados Unidos era el país de las oportunidades, donde una persona trabajadora y luchadora era capaz de conseguir sus objetivos pero no siempre querer es poder. Para poder trabajar en Estados Unidos de forma legal tienes que tener una visa de trabajo, practicamente imposible conseguirla desde allí. La mayoría de personas con esta visa son contratadas desde su país o transferidas por su empresa, la mayoría en áreas de negocios y operaciones financieras o informáticos e ingenieros. Ni la visa de turista ni la visa de estudiante te permite trabajar de forma legal por lo que solo puedes acceder a trabajos de baja cualificación donde te pagarán lo mínimo y estarás trabajando de forma ilegal, con los peligros que ello conlleva.

En el caso de Australia, en mi opinión la nueva panacea, las oportunidades son mayores que en Estados Unidos ya que se abre una puerta para los españoles completamente cerrada en los Estados Unidos. Las personas con visa de estudiante pueden trabajar de forma legal un máximo de veinte horas semanales lo que te permite poder trabajar en puestos mas cualificados o de tu rama y cobrar de forma decente. De esta forma, la posibilidad de demostrar a tu jefe lo bueno que eres en lo tuyo y lo bien que trabajas te puede llevar a conseguir una visa de trabajo desde Australia, principalmente para los ingenieros muy requeridos en este país. Además se valora mucho la experiencia en oficios como carpinteria, fontaneria, contrucción etc y por supuesto el area de servicios, por lo que el abanico es amplio.

En ambos casos la inversión inicial para empezar una nueva vida desde cero en uno de estos países no es poca, mas en el caso de Australia, ni tampoco fácil, pero si trabajas duro, Australia te ofrece muchas mas oportunidades y sobre todo, muchas mas oportunidades en tu campo.

Marta
Blogger en Nueva York: ¡Y yo con estos pelos!
Viviendo actualmente en Australia

5) ASIA Y SUDESTE ASIÁTICO


Trabajar en Asia no es nada fácil. Ir a cualquier país asiático a buscarse la vida es probablemente mucho más complicado que hacerlo en Europa u otros lugares. De entrada es muy difícil que nadie encuentre un trabajo no calificado ya que esos están totalmente reservados a la gente nativa del país (por temas legales, a veces la propia ley exige unos mínimos académicos, o obvios de salario y condiciones laborales), así que es un continente limitado a gente con estudios, buen nivel de inglés o idiomas asiáticos y, a poder ser, experiencia. Los contactos también suelen ser de mucha importancia en la mayoría de países del continente.

Los países más desarrollados son probablemente los que ofrecen más posibilidades y los mejores puesto de trabajo: Japón, Singapur y Corea del Sur. También los grandes países emergentes como China, India, Tailandia, Vietnam o Malasia empiezan a atraer a un gran número de occidentales. Muchos de los occidentales que trabajan en Asia lo hacen en la educación: la mayoría son profesores de inglés. Si sois profesores de inglés titulados probablemente encontréis trabajo fácilmente en cualquier lugar de Asia. También hay algo de demanda de español (básicamente en escuelas internacionales) pero es incomparable con la que hay de inglés.

De nuevo, ingenieros e informáticos son quienes tienen más posibilidades de encontrar trabajo, siempre y cuando tengan un buen nivel de inglés.

La opinión de quien ya ha ido:

Trabajar en Japón

Encontrar trabajo en Japón no es fácil. El principal problema es el visado. Básicamente, hay dos formas de obtenerlo. Una es como esposo de un ciudadano japonés. La otra con el patrocinio de la empresa que se dispone a contratarte. Llegar con visado de turista y quedarse a trabajar ilegalmente es arriesgarse a dar con los huesos en la cárcel y tener vetada de por vida la entrada en el país.

Para la primera opción, ni que decir tiene que debe ser un matrimonio real, ya que Japón es un país muy estricto con esas cosas. Una vez se tiene el vínculo legal, es cuestión de ir a la legación diplomática nipona que corresponda y hacer los trámites, que normalmente consisten en presentar la documentación y escribir un texto justificando la petición. Para optar por el visado patrocinado, hay que acreditar una especialidad profesional que permita a la empresa justificar la necesidad de contratar a un extranjero. Esto vale tanto para trabajar como ingeniero informático, cocinero en un restaurante español o artista en un espectáculo de flamenco o en un parque temático.

Una gran parte de los extranjeros no asiáticos que trabajan en Japón lo hacen en la enseñanza. Enseñar inglés para alguien que no sea nativo de un país donde este sea lengua oficial es muy difícil, aunque no imposible. En cuanto al español, la mayoría de puestos de profesor se encuentran en las universidades.Continuar leyendo la opinión…

Jordi Juste
Blogger en Japón Juste
Traductor de japonés y profesor de periodismo

Otras páginas web que os pueden ser de utilidad:

Web del Ministerio de Empleo español en el que hay mucha información sobre el trabajar y residir en el extranjero.
– Páginas para encontrar trabajo en granjas del mundo: Wwoof, Picking Jobs,Fruit Ful Jobs.

¿Y el resto del mundo?

En este artículo he intentado resumir todo lo que se ha ido diciendo en el blog sobre trabajar en el extranjero, enriquecido con las experiencias de quienes ya están trabajando fuera. Desde aquí os doy las gracias por vuestras aportaciones.

Seguro que hay un montón de países en los que también hay oportunidades y de los que nunca he hablado (ahora mismo se me ocurren Marrueco, Rusia, Sur África, Turquía, todo Asia central, Puerto Rico, Panamá, países del Oriente Medio, etc.). ¿Sabes algo de las opciones allí? Explícanoslo.

¿Estáis trabajando el extranjero o lo habéis intentado? ¿Nos lo explicáis?


 

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. María dice:

    Enhorabuena por este artículo, me parece genial y está lleno de información y, sobre todo, de opiniones, que muchas veces parece que son lo que les falta a aquellos que quieren marcharse al extranjero.
    Yo soy española residente en Austria y tienes toda la razón, la experiencia no siempre es tan bonita como parece. En mi caso, tengo que decir que me ha ido bien, pero por desgracia no todo el mundo consigue un trabajo donde se sienta a gusto o incluso no consigue integrarse.
    Con respecto a lo de los programas de madrileños por el mundo, me gustaría aportar algo. Yo misma me presenté a uno de ellos el año pasado y, cuando estuvimos grabando, le pregunté a la gente del programa si realmente es cierto que ellos no quieren presentar casos de gente sin éxito o a la que no le ha ido tan bien como esperaban, y lo que me dijeron que muchas veces son esas mismas personas quienes no quieren salir en el programa porque no quieren que sus familias y amigos descubran que en realidad no les va tan bien como ellos piensan. Al margen de que sí, efectivamente se trata de programas que tienen que conseguir su audiencia y por lo tanto descartarán a aquellos de quienes no puedan contar nada interesante…
    En cualquier caso, la simple experiencia de ir a vivir a otro país, ya sea durante una temporada o a largo plazo, es muy enriquecedora y yo, al menos, se la recomiendo a todo el que se la esté planteando. Como se dice en el artículo, lo peor que puede pasar es conseguir nuevas experiencias, aprender un idioma (o mejorarlo) y volver a casa con una forma de ver la vida muchísimo más rica de la que teníamos antes de irnos.

Deja un comentario

Inline
Inline