Los clásicos literarios con ilustraciones excelsas

/ Marzo 23, 2017/ Arte, literatura, Pintura y fotografía/ 3 comments

Fernando Vicente renueva los clásicos literarios con ilustraciones excelsas

Pintura de la serie “Vanitas”

Pintura de la serie “Vanitas”

Fernando Vicente es un pintor e ilustrador madrileño nacido en 1963. De formación autodidacta y reconocible estilo, su obra combina la constante presencia de la figura humana con un fantástico manejo del acrílico, técnica que utiliza sobre papel para su trabajo de ilustración y sobre lienzo para sus amplias series de pintura.

Vicente comenzó su trabajo como ilustrador en la década de los 80 y desde entonces ha cosechado una larga lista de reconocimientos y exposiciones dedicadas a mostrar su trabajo. La más reciente se presenta del 02 de marzo al 20 de abril en la Biblioteca Joaquín Leguina de Madrid.

La exposición está compuesta por las ilustraciones originales que Fernando Vicente creó para 15 libros clásicos: Peter Pan de J.M. Barry, Momo de Michael Ende, El extraño caso del Dr. Jekyl y Mr. Hyde de Louis Robert Stevenson, El pequeño hoplita de Arturo Pérez Reverte, El juego de las nubes de Johann Wolfgang von Goethe, La saga de Erík el Rojo, Estudio en escarlata de Arthur Conan Doyle, Drácula de Bram Stoker, Mansfield Park de Jane Austen, La metamorfosis de Franz Kafka, El hombre que pudo reinar, de Rudyard Kipling, Cumbres borrascosas de Emily Brönte, Alicia a través del espejo de Lewis Carrol, La isla del tesoro de Louis Robert Stevenson y 20,000 leguas de viaje submarino de Julio Verne.

Este es el resultado de dicha labor:

Ilustrar a los clásicos es un gran desafío. Es un reto abordar de manera distinta lo que otros han contado ya en libros o en cine, y ofrecer una nueva visión. Este es un trabajo de autor. Si me equivoco, me equivoco yo”, señaló el artista en entrevista para el periódico El País, publicación de la que es un veterano colaborador.


3 Comments

  1. Pingback: Los clásicos literarios con ilustraciones excelsas

  2. Me parecen muy interesantes. Por un lado, un estilo que califico de expresionista. Por otro, da la sensación, acertada, de que hay algo de común entre todos los diversos desórdenes, aunque cada uno tenga sus especificidades. Sobre todo, que los desórdenes mentales se viven como un gran sufrimiento, torturador, mortal, infernal.

  3. Qué de buenas todas las ilustraciones. Ya de entrada, ponen el interés por leer el libro. Una excelente recopilación de títulos.

Deja un comentario