Solo son noticia las malas noticias

/ Abril 10, 2017/ literatura, Noticia, Pensamiento/ 2 comments

Con independencia del caracter de cada quién y su “optimismo de la voluntad”, cualquiera podría concluir, tras seguir los medios mes a mes, que Max Weber llevaba razón cuando sugirió que “Cabalgamos hacia la destrucción” y el futuro que nos aguarda será lo más parecido a un infierno. Si hemos de atenernos al tono general de las noticias, no hay rayo de esperanza que pueda cimentar siquiera un atisbo de ilusión a no ser (Rostand) el de “sentirse optimistas sobre el porvenir del pesimismo”.

No se trata únicamente de hechos comprobados sino que, cuando neutros e incluso alentadores, se retuercen hasta conseguir que destilen gotas de veneno.
Recientemente se publicaba que un virus propio de los murciélagos y que hasta aquí nunca ha afectado a nuestra especie, caso de conseguirlo vamos a saber lo que vale un peine. En cuanto a las mutaciones genéticas como responsables de los cánceres, se sabe hoy que surgen de forma accidental en muchos casos. Pues bien: podría ponerse el énfasis en que ello nos libra por lo menos de la sensación de culpa o, por contra, subrayar la inquietud que supone esta imprevisibilidad; elijan ustedes la opción que más pueda conturbar a la población y es la que se viene difundiendo al margen de consideraciones científicas. Así pues, si no hay hechos sino interpretaciones, y éstas se dejan al arbitrio de la prensa y medios audiovisuales, aviados estamos. En cuanto a los encabezamientos más frecuentes, pues se detectan graves deficiencias en… Se acusa… Condenan a… El déficit crece a pesar de… Se multiplica el número de víctimas por… ¿Les suena? Si las ventas de inmuebles aumentan en nuestra Comunidad, ello conducirá a que sea la más afectada por el Brexit; hay más empleo pero más precario y, si vivimos más, ello producirá el consiguiente aumento en la frecuencia de achaques  y un definitivo jaque a las pensiones de jubilación.

Si todo lo anterior no es, en buena medida, exponente de ganas de joder para mejor vender, ya me contarán. Y haber aumentado en igualdad, asomar la cabeza tras la crisis o universalizar los derechos sociales con excelentes y constatables resultados, pecata minuta.

Con semejante talante, sonreir, tras leer o escuchar, es sobre todo un ejercicio de ánimo que no nos ponen fácil y la verdad: para ser objetivos, cuando menos un cuadro de grises, ¿no?, lo que supone algo de blanco -y lo hay- entre tanta negrura. Sin embargo, búsquenlo en páginas, pantallas o radios y, con toda probabilidad, precisarán de lupa.


Autor:

Gustavo Catalán

Doctor en medicina y especialista en oncología (cáncer de mama). Columnista de opinión, los domingos, en “Diario de Mallorca”. Colaborador, en “Punto de Mira”, del diario digital “ReInformación Balear”. Escritor. Blog: “Contar es vivir (te)” en: gustavocatalan.wordpress.com

 

2 Comments

  1. Pingback: Solo son noticia las malas noticias

  2. Vaya, esto sí que nos deja mucho para la reflexión. Muy bueno el artículo.

Deja un comentario