Estar desempleado y ser feliz

/ Mayo 17, 2017/ Consejos, Pensamiento, Vivir/ 2 comments

Lola García

Ofreciendo un poquito de sal de optimismo y un poquito de ilusión con pimienta ;).

Las personas que por primera vez se quedan desempleadas entran en una espiral negra de pensamientos y los peores fantasmas del “bloqueo mental” para seguir adelante. El bloqueo paraliza hasta el punto que no te sientes nada creativo para crear nuevas fórmulas de búsqueda de empleo o diseñar nuevos currículums más atractivos, y en algunos casos el bloqueo es tan grande que has perdido tu propósito en el mundo laboral y realmente te sientes desorientado o perdido. Esta es la primera fase de desesperanza, pero como dice el refrán: “No hay mal que 100 años dure”, por ello la estrategia es “desbloquearnos”.

i¿Cómo podemos desbloquearnos de una manera divertida pero profunda? Lo podemos hacer a través de la Biodanza.

La biodanza es un sistema que facilita el desarrollo de las personas, grupos y organizaciones. Se creó en Chile, en la década de los años 60, de la mano del psicólogo Rolando Toro Araneda y se ha extendido por todo el mundo en una progresión asombrosa. Los recursos que utiliza son: El movimiento corporal para acceder a lo emocional y a lo instintivo desde otras vías distintas a lo racional. Los movimientos siempre son orgánicos y adaptables a todo tipo de personas, no siguen “pasos” prefijados con lo que no es necesario “saber bailar” ni una condición física especial; La música una meticulosa selección musical que funciona como una “banda sonora” que actúa sobre las emociones y ayuda a “entrar en vivencia”; las relaciones interpersonales porque el desarrollo de una persona va unido a su interacción con otras personas. Un equipo y una organización es un organismo superior a la mera suma de sus miembros; los ejercicios-danza que se realizan de manera individual o grupal.

¿Qué efectos produce la biodanza para los desempleados en estado de bloqueo absoluto?

Produce efectos de integración que es uno de los fines de la biodanza que es la integración de la persona con el entorno, con las demás personas y consigo misma (cuerpo, emociones, pensamientos, acciones, instintos…); Efectos orgánicos que equilibra el sistema nervioso autónomo, favorece la capacidad de relajación, reduce el estrés, fortalece el sistema inmunológico, activa procesos de reparación celular y regulación global de las funciones biológicas; Potencialidad inter-personal desarrollando capacidades como: comunicación, asertividad, empatía, confianza, respecto, aceptación, feedback, afrontamiento de conflictos…; Potencialidad intra-personal desarrollando capacidades como: regulación de emociones, autoestima, creatividad, proactividad y toma de iniciativas, autoconfianza, optimismo, alegría, automotivación, concentración y capacidad de fluir.

La biodanza siempre pone el foco en las potencialidades y no en el problema.

Tuve la oportunidad de acabar la formación para desempleados sobre “liderazgo personal y profesional” utilizando la biodanza como cierre final. El objetivo principal era cambiar el estado de bloqueo mental hasta el punto de no saber hacia dónde dirigirte para ir al punto de integrarte contigo y con lo demás para generar un estado de ilusión, entusiasmo y energía que potencia la vitalidad. La vitalidad es una fortaleza personal que sea lo que sea lo que tenga que hacer, se acerca a ello con entusiasmo y energía. Nunca hace nada con desinterés o a medias tintas, considera que la vida es una aventura (VIA). Potenciar esta fortaleza personal a través de la biodanza te va a permitir ser feliz durante el proceso de búsqueda de empleo.

¿Quién dijo que cuando se está desempleado no se puede ser feliz? Busca nuevas fórmulas que te permitan crecer y seguir explorando la curiosidad ? ¿Por qué no os juntáis un grupo de personas en la misma situación y os animáis a vivenciarlo?


2 Comments

  1. Pingback: Estar desempleado y ser feliz

  2. Muy interesante, pero, ¿funcionará?
    Ojalá sea cierto 🙂

Deja un comentario