Arte Trampantojo de Romangordo

Este pequeño pueblo español alberga decenas de pinturas públicas destinadas a engañar a la vista. 

EN 2016, EL PEQUEÑO PUEBLO de Romangordo, cerca de Cáceres en Extremadura, España, decidió arreglar algunas de las fachadas dañadas de sus edificios. En lugar de blanquear las paredes, decidieron ser un poco más creativos. Utilizando una técnica llamada trampantojo, los artistas han cubierto las paredes con pinturas que, a primera vista, parecen reales.

Arte Trampantojo de Romangordo

El proyecto de arte público ha demostrado ser una inversión exitosa. Se contrataron tres jóvenes artistas extremeños: Jesús Mateos, Jonathan Carranza y David Bravo “Chefo”, quienes crearon la mayoría de las obras del pueblo. 

Originalmente, el proyecto solo tenía como objetivo aprovechar la remodelación de fachadas, decorándolas con escenas rurales. Pero como el proyecto original tuvo tanto éxito, el pueblo decidió continuar con la iniciativa, agregando más pinturas cada año.

Actualmente hay alrededor de 60 pinturas repartidas por las paredes y puertas de los edificios del pueblo. 

Las pinturas honran una serie de profesiones locales, y algunas incluso presentan representaciones de personas reales del pueblo. Las obras de arte continúan atrayendo nuevos visitantes al pueblo, y eso no es una ilusión óptica.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Rubenix dice:

    En Ferrol también hay un barrio llamado Canido, con imágenes, pero de las Meninas de Velázquez con diferentes interpretaciones de los artistas. Empezaron con ellas como medio de protesta por el abandono de las viviendas que hay en él.

    Ahora hacen una fiesta relacionada con estas obras de arte y el barrio ha tenido un pequeño resurgimiento.

  2. Este pueblo es puro arte… ¡que maravilla!

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: