Cortometraje de pura fantasía ‘Cualquier lugar puede suceder’ ambientado en ‘Qué mundo tan maravilloso’

Fernando Livschitz de Black Sheep Films es un maestro en la manipulación de la realidad. Anywhere Can Happen es una serie de sus viñetas en las que vehículos, personas, animales y lugares sorprenden y deleitan.

El talentoso cineasta argentino Livschitz ha creado “Anywhere Can Happen”, un cortometraje maravillosamente vertiginoso que utiliza su lienzo único de formas geométricas en movimiento y escenas monumentales de pura fantasía. La banda sonora de «What a Wonderful World» de Reuben and the Dark x AG completa la maravillosa narrativa.

Fernando Livschitz

Share

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: