Descubre algunos mitos que existen sobre los seguros de vida

En el día a día muchas personas dejan de disfrutar de ciertas cosas por falta de conocimiento, ya sea porque no saben que existen o simplemente porque tienen una idea errónea de ellas. Es el caso del seguro de vida, un sector que está rodeado de ciertos mitos que hacen que muchos individuos no descubran todas sus ventajas.

Entre algunos de esos mitos se encuentran: el seguro vida solo cubre el fallecimiento, no incluye ni la asistencia médica ni la legal, es más caro para las mujeres que para los hombres o no se puede contratar si el individuo padece alguna enfermedad. A continuación se desvela la verdad acerca de estos mitos.

¿Qué cubre el seguro de vida?

Como se ha mencionado anteriormente, algunas personas creen que un seguro de vida solo cubre el fallecimiento, pero esto no es así. Además de esto, este tipo de seguro dispone de otras coberturas, tales como la invalidez, la enfermedad grave y la incapacidad temporal.

Por otro lado, el seguro de vida también puede cubrir tanto la asistencia legal como médica. Es decir, en el caso de que el asegurado sufra un accidente, y como consecuencia del mismo necesite algún tratamiento, lo tendrá cubierto gracias a su póliza, así como la incapacidad o la invalidez que pueda padecer tras el siniestro.

¿Quiénes pueden contratar un seguro de vida?

Existe otro mito acerca de los seguros de vida el cual dice que los menores de dieciocho años no pueden contratarlos. Es cierto que es poco frecuente encontrar este tipo de casos, pero sí que es posible que estos menores puedan contratar un seguro de vida si así lo desean. Su contratación no suele ser habitual en este sector de la población porque, como norma general, la póliza de un seguro de vida está pensada para la protección de la unidad familiar en el caso de que los principales sustentadores económicos de la misma no puedan seguir desempeñando sus funciones laborales, y por lo tanto, no puedan mantenerla, pero los menores de dieciocho años son libres de contratarla.

También se suele decir que el seguro de vida es más barato para los hombres que para las mujeres. Esto es totalmente falso. El precio de la póliza no varía según el sexo del asegurado, solo lo hace en función de las probabilidades que presenta este de sufrir una enfermedad grave, incapacidad o fallecimiento.

¿Puedo contratar un seguro de vida si estoy enfermo?

Cualquier persona es libre de contratar un seguro de vida, aunque evidentemente si el individuo padece alguna enfermedad, la compañía aseguradora tendrá que estudiarla para averiguar cuál es la gravedad de la misma. Dependiendo del tipo de enfermedad, incapacidad o riesgo de mortalidad, así será el tipo de producto y el coste de las primas que ofrezca la compañía.

Los mayores de sesenta y cinco años también pueden contratar una póliza de vida. Lo que ocurre es que las aseguradoras dejan de cubrir frente a determinados riesgos asociados a la avanzada edad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: