Estrategias fundamentales para todo corredor

¿Deseas mejorar tu rendimiento como corredor? Existen diversas acciones que debes tomar en cuenta  para mejorar tu capacidad física y obtener los resultados que deseas. A continuación, hemos recopilado algunos de los mejores consejos para que puedas evitar lesiones, así como las mejores estrategias para recuperarse del desgaste corporal.

Todas las actividades físicas y entrenamientos que vayas a realizar deben ser desarrollados adecuadamente, a través de técnicas que te ofrezcan las mejores ventajas y se adecúen a las necesidades de tu organismo. En este sentido, es fundamental que te mantengas informado sobre las maneras correctas de llevar a cabo un determinado ejercicio.

A continuación, detallamos los estiramientos imprescindibles para runners que te permitirán proteger tu cuerpo ante lesiones musculares. Finalmente, podrás familiarizarte un poco con las técnicas de recuperación basadas en los baños de hielo y las terapias de calor.

Los mejores estiramientos para salir a correr

  • Cuádriceps y extensores de la cadera: debes ponerte de pie con la espalda totalmente recta y mirar al frente. Seguidamente, debes flexionar una de tus rodillas hasta que, con ayuda de tu mano, puedas tocar el glúteo con el pie. Para lograr este estiramiento es preciso que mantengas la pierna flexionada lo más pegada posible a la pierna que estás utilizando de apoyo. Asimismo, es importante que logres mantener el equilibrio. Repite consecutivamente este ejercicio con ambas piernas, con periodos de 30 segundos en cada una de ellas.
  • Isquiotibiales y gemelos: los isquiotibiales y gemelos son una de las áreas más importantes del cuerpo que debes estirar antes de comenzar a correr. Para ello, debes elevar y ubicar el talón de uno de tus pies sobre una superficie relativamente alta. La altura dependerá de tus capacidades. Una vez te encuentres en la posición, debes mantener la espalda recta e intentar tocar la punta de tu pie con las manos. Es un ejercicio muy sencillo de realizar y que te ofrece los mejores beneficios al momento de correr.

¿Después de correr, cómo me puedo recuperar efectivamente?

En los últimos años, cada vez es mayor el número de personas que utilizan la terapia de frío o de calor para recuperarse. En el caso de la técnica de los baños de frío, se trata de un método que fomenta la contracción de los vasos sanguíneos y reduce la actividad del metabolismo. De esta manera se logra reducir la hinchazón, al igual que la degradación de los tejidos.

A pesar de los beneficios que la terapia de calor le ofrece al organismo, las terapias de frío se han convertido en la opción más popular que tienes a tu disposición. Son elementos que no puedes pasar por alto al realizar tus entrenamientos y procesos de rehabilitación después de correr largas distancias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: