2 2 mins

Tidhar zagagi está fabricando calzado a medida en la calle, en un proyecto llamado ‘zapato de píxeles’. El diseñador israelí sale a la calle con su carro de madera, o lo que él llama su ‘fábrica de zapatos para un solo hombre’, y hace zapatillas personalizadas para los transeúntes. Aprovechando la velocidad y plasticidad de la espuma de poliuretano, en pocos minutos el cliente se va con un zapato ergonómico asequible, moldeado a la forma exacta de su pie y fusionado a sus calcetines.

El proyecto explora el pasado y el futuro de la fabricación artesanal al tiempo que permite un intercambio íntimo entre el cliente y el fabricante.

PIXEL SHOE DA A LOS CONSUMIDORES EL PODER DE DECIDIR

Pixel shoe adopta un enfoque de baja tecnología para la fabricación personalizada para aproximar escenarios en un futuro cercano cuando las grandes fábricas y talleres ya no sean necesarios, y la producción en masa será reemplazada por personalización en masa.

La participación del consumidor en los procesos de producción, incluso en su escaneo corporal en 3D, les otorga una mayor capacidad para tomar decisiones en tiempo real sobre la estética, la funcionalidad y el ajuste del producto elegido. Además, la incorporación de elementos de marca en el proceso de producción abre la cuestión de la importancia de la propiedad intelectual en la era de la fabricación digital.

2 comentarios en “Fábrica para un solo hombre, zapatillas personalizadas para los transeúntes

Deja un comentario