Guía para no perderte nada de Islandia 2019

La pequeña isla de Islandia es un paraíso natural donde se combinan paisajes montañosos, glaciares, piscinas termales, parques naturales con cascadas y pequeñas ciudades muy pintorescas. Todo aquel que visita Islandia acaba enamorado de este precioso país con vestigios de la antigua civilización vikinga, regresando para seguir descubriendo rincones especiales. Para obtener más información sobre el tiempo en la isla, lo más recomendable es el alquiler de un coche en Islandia y un recorrido por la carretera de circunvalación o la carretera circular, la cual atraviesa el territorio creando una ruta natural por espacios más espectaculares.

Reikiavik

La capital de Islandia es una ciudad moderna y cosmopolita, muy diferente a las habituales ciudades y capitales europeas. Rodeada de naturaleza, Reykjavik destaca por sus calles limpias y casas de diversos colores, pero también por sus pintorescas cafeterías y restaurantes, tiendas, museos, galerías de arte y zonas termales. Algunos de los lugares de mayor interés de la ciudad son el lago Tjörnin y el puerto viejo, la iglesia Hallgrímskirkja o la famosa escultura del barco vikingo. En la otra punta de la isla se encuentra Akureyri, como la capital del norte y la segunda ciudad más grande de Islandia tras Reykjavik.

Laguna Azul

Islandia es conocida por sus impresionantes aguas termales, los cuales calientan la superficie creando impresionantes piscinas y lagunas. Una de ellas es La Laguna Azul, una piscina geotérmica ubicada en un campo de lava, rica en minerales, como el silicio y el azufre, los depósitos en el fondo. Esta combinación es altamente beneficiosa para la salud. Sin duda alguna, lo más impresionante del lugar es el paisaje, donde el contraste entre el suelo volcánico y la turquesa del agua crea una postal de ensueño.

Las playas negras de Vik

Esta pequeña localidad costera de apenas 300 habitantes, situada entre Reikiavik y el Parque Nacional Vatnajökull, fue escenario de la famosa serie «Juego de Tronos» y no es de extrañar. Uno de sus más preciados servicios turísticos es la playa Reynisfjara o playa arena de origen volcánico, donde los pequeños guijarros brillan con luz dorada. Desde aquí es posible observar tres gigantescas rocas monolíticas de 66 metros de altura que fueron originadas por la constante erosión del agua del mar del Norte. Asimismo, las columnas basálticas creadas por la actividad volcánica de la isla ofrece una perspectiva muy alejada de la habitual.

El círculo de oro

Es una ruta por la carretera que comprende alrededor de 300 kilómetros y donde se localizan algunos lugares más espectaculares de Islandia. Sin embargo, los tres espacios naturales que más atraen las miradas son el Parque Nacional Pingvellir, Geysir y la Catarata Gullfoss . Los motivos son más que visibles. El primero de ellos tiene la peculiaridad de ser Patrimonio de la Humanidad y su ubicación entre dos continentes (América y Europa). La zona de Geysir, por su parte, alberga la fuente de agua caliente que da nombre al resto de ellas, aunque actualmente se encuentra inactivo. De entre todas las cascadas, las de Gullfoss es una de las más bonitas y impresionantes del mundo que quita el aliento.

El volcán Askja

En las Tierras Altas de Islandia, varios lugares del enorme glaciar Vatnajökull, se localiza este volcán en plena caldera volcánica de Dyngjufjöll . Tras su erupción en 1875, aparecieron nuevos cráteres en la zona junto al lago Öskjuvatn, siendo uno de los más famosos el de Viti . Inundado en 1961, este sitio dio lugar a un lago geotérmico al que acudir cientos de personas para disfrutar de sus aguas.  Todo aquel que conoce Islandia  os recomendará visitar en las cercanías de Askja Drekagil (la Garganta del Dragón), un desfiladero formado por rocas de lava con formas extrañas, entre ellas las de un dragón.

Auroras boreales

Son, sin lugar a dudas, uno de los grandes intereses de Islandia y no son pocas personas que se desplazan hasta aquí para poder contemplarlas. Las auroras boreales forman parte del choque de las partículas solares en el campo magnético de la Tierra, dando lugar a estos fenómenos lumínicos de muy diversos colores . Las formas son cambiantes, lo mismo que ocurre con las tonalidades que se producen en la violeta al azul, rojo o rosa, aunque por lo general en un color verdoso. La mejor época del año para poder ver alguna aurora boreal es entre otoño e invierno, cuando las horas de luz son más reducidas y se hace de noche mucho antes, siendo visible durante más tiempo.

Landmannalaugar

Este lugar es uno de los paraísos escondidos de las Tierras Altas de Islandia, aunque es necesario adentrarse en el interior de la isla, la cual se encuentra totalmente deshabitada. De hecho, Landmannalaugar es considerado como una de las últimas zonas vírgenes de Europa . Por este motivo, la mejor forma de llegar hasta aquí es mediante tours por carretera. En plena Reserva Natural de Fjallabak, es famoso por presentar las múltiples formas multicolores, campos de lava, ríos, lagos y manantiales termales. Asimismo, es un espacio de ensueño para los amantes del senderismo y del senderismo por la enorme belleza sus paisajes.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Islandia es un país lleno de tesoros. Hemos estado 3 veces y seguimos encontrando rincones fabulosos. A tu gran lista de lugares me atrevería añadir como imprescindible Jökulsárlón, el lago donde el glaciar deja cientos de icebergs y donde se puede dar una vuelta en barco.
    Saludos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: