Insectos esculpidos con repuestos automotrices de Edouard Martinet

El artista francés Edouard Martinet compra chatarra y partes automotrices para crear esculturas detalladas de varias criaturas, incluidos modelos de hormigas, avispas y otros insectos comunes. Los objetos encontrados se sujetan con tornillos en lugar de uniones soldadas y las obras terminadas miden entre 30 centímetros y 2 metros de largo.

La fascinación de Martinet por los insectos comenzó cuando tenía 8 años. Continuó estudiando diseño en l’École Supérieure des Arts Graphiques en París y trabajó como diseñador gráfico antes de comenzar a experimentar con esculturas hechas con partes reutilizadas. Cada trabajo comienza con una extensa fase de bocetos, seguida de una mirada a través del gran caché de «basura» recolectada por Martinet. El escultor rara vez modifica las piezas para que se ajusten a una determinada aplicación y en cambio esperará varios meses o años si es necesario para encontrar el componente perfecto. Convierte las insignias de bicicleta en escamas de peces cromadas, las cadenas en antenas y otros restos misceláneos en facsímiles anatómicos que parecen fabricados específicamente para su arte.

Una exhibición del trabajo de Edouard Martinet se abre el 1 de junio en la Galería Bettina von Armin en París, y también puede seguir al artista en Instagram para ver más detalles de su proceso de estudio y esculturas completadas.

Síguenos
error

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *