La confianza humana en los vehículos autónomos

La idea está siendo estudiada por un equipo de ingenieros y psicólogos.

Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan las empresas automovilísticas que desarrollan vehículos sin conductor poco tiene que ver con la sofisticada robótica o la tecnología láser.

Tienen que descubrir cómo diseñar algo mucho más banal pero no menos importante que es la confianza humana.

De la misma forma que se comunican los conductores humanos y los peatones cuando hacen contacto visual en un paso de peatones.

Las cápsulas inteligentes se prueban de forma autónoma en una simulación de la calle fabricada en Coventry, analizando el comportamiento de los peatones mientras esperan para cruzar la carretera. 

Los ‘ojos’ han sido ideados por un equipo de ingenieros que trabajan en el equipo de Movilidad Futura de Jaguar Land Rover.

Los pods buscan al peatón, que parece “mirar” directamente hacia ellos, lo que indica a los viandantes que los ha identificado y tiene la intención de parar.

 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. chus dice:

    Yo por lo visto por ahí, de momento les tengo muy poca…

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: