Las pistas de aterrizaje más locas del mundo

21 noviembre 2012 – 18:42 – Autor: Daniel Civantos

Las pistas de aterrizaje más locas del mundo
Existen miles de pistas de aeropuertos en el mundo, y ante tal magnitud de infraestructuras, también existen un buen puñado de ellas que resultan tan extrañas que rozan la locura del pasajero (cuando no la del piloto), que no puede por más que abrir la boca de la sorpresa al ver cómo se acercan por la ventanilla.

Las hay peligrosas por su construcción, pero también peregrinas en su concepción y otras localizadas en lugares donde nadie en su sano juicio construiría una pista de aterrizaje. Y sin embargo ahí están, operando con normalidad y con menos accidentes que sus hermanas normalizadas del resto del mundo.

1- Pista del Aeropuerto de Courchevel

¿Dónde está? Este aeropuerto francés enlaza con la estación de esquí de Courchevel, situada en una zona en los Alpes franceses y es considerado como uno de los más peligrosos del mundo, con una pista de solamente 525 metros y una pendiente del 18,5%. La pista no cuenta con procedimientos de aproximación por instrumentos, con lo que el aterrizaje con niebla y nubes bajas se torna en casi imposible.

¿Por qué es de locos? Actualmente sólo se atreven pequeñas avionetas de ala fija (como las Cessnas), helicópteros pero también aviones de turbohélices, como los DHC-7 con capacidad para docenas de pasajeros de la Tyrolean Airways. Y por supuesto, también se atreve James Bond, pues ahí se rodó la secuencia pre-créditos de la película de 007 “El mañana nunca muere”, donde Pierce Brosnan lograba ya no aterrizar con una avioneta, sino despegar un caza a reacción. Y con un buen número de rusos lanzándole misiles.

2- Pista del Aeropuerto de Gibraltar

¿Dónde está? Un aeropuerto internacional, con una pista de 1.552 metros y a 500 metros del casco urbano de Gibraltar y a una distancia similar del centro de La Línea de la Concepción (en la provincia de Cádiz) sólo puede desembocar en una de las estampas más extrañas que se pueden dar en una pista aeroportuaria: una calle la atraviesa por el medio y los coches deben esperar un semáforo, como en un paso a nivel, para que en vez de trenes pasen los aviones cuando aterrizan.

¿Por qué es de locos? La falta de espacio en el istmo de Gibraltar hace que la única pista de esta península esté dividida en dos partes, una para el tráfico de la avenida Winston Churchill, que se dirige hacia la frontera con España, y otra para el aeropuerto, que opera una media de 30 vuelos semanales.

3- Pista del Aeropuerto Internacional Don Mueang

¿Donde está? Don Mueang es uno de los dos aeropuertos internacionales de Bangkok, Tailandia (el otro es el aeropuerto de Suvarnabhumi) y su peculiaridad es que tiene un campo de golf profesional entre las dos pistas. El campo no tiene separación con la pista de aterrizaje y los golfistas, al igual que los taxistas en Gibraltar, se ven frenados en su drive por una luz roja cada vez que los aviones van a aterrizar.

¿Por qué es de locos? Uno de los principales problemas de este aeropuerto es que, al tener un campo de golf entre las pistas, las calles de rodaje sólo se encuentra en el final de las pistas de aterrizaje. Los técnicos han recomendamos varias veces construir una calle de rodaje adicional en el medio, de lado a lado, pero los gestores se han negado en redondo porque eso significaría partir el campo en dos, algo que a buen seguro haría replantearse a revista Time el título que le otorgó en 2005 como “el mejor lugar de Asia para esperar un vuelo sin aburrirse”.

4- Pista del Aeropuerto Internacional Princesa Juliana

¿Dónde está? Está situado en Sint Maarten, la parte holandesa de la isla de San Martín, en el mar Caribe. Su atractivo se debe a que los aviones vuelan a escasos 25 metros de altura sobre la playa, incluyendo aviones de pasajeros de gran porte, como el Boeing 747, que es común en los charters que traen turistas a la isla.

¿Por qué es de locos? Es uno de los pocos lugares en el mundo donde se puede ver a los aviones en su despegue o aterrizaje justo debajo del mismo, lo que conlleva no poca peligrosidad. El gobierno local advierte que acercarse demasiado en el momento de la llegada y la salida de las aeronaves “puede dar lugar a lesiones serias o incluso la muerte”, al poder ser los bañistas succionados por una turbina o ser lanzados al mar a docenas de metros de distancia por las ráfagas de aire que salen del avión.

5- Pista del Aeropuerto de Barra

¿Dónde está? También conocido como Barra Eoligarry Airportes un aeropuerto situado en la bahía de Traigh Mhor, en la punta norte de la isla de Barra, que forma parte de las Hébridas Exteriores, en Escocia. Según la wikipedia, “esta pista de aterrizaje es la única pista comercial en el mundo que está dentro de una playa”. Pero el de Barra no es el único aeropuerto en el que la pista es una playa, pues en el estado norteamericano de Washington hay otro, el Copalis Beach Airport, con una generosa pista de 1.400 metros de arena…y agua.

¿Por qué es de locos? Los pilotos con destino a la isla deben revisar todos las previsiones acerca del tiempo, pero además también han de tener en cuenta un factor inusual: la tabla de mareas. En pleamar, la pista queda inundada, con lo cual las horas de vuelo varían según la marea. “En ocasiones especiales se realizan vuelos de emergencia por las noches, con las luces de los automóviles indicando el centro de la pista y tiras reflectantes sobre la superficie de la playa”.

6- Pista de Matekane Air Strip, Lesoto

¿Dónde está? En Lesoto, una región localizada actualmente dentro de Sudáfrica y cuyo punto más bajo es más alto que el punto más alto de otros 93 países, entre ellos en Reino Unido. De hecho el 80% del país se encuentra a más de 1.800 metros de altitud. Los pueblos de montaña de este reino son en su mayoría accesibles sólo a pie o en pony. Sin embargo, también existe una red de pistas de aterrizaje de montaña operadas por los servicios médicos de Lesotho Flying. Estos pilotos altamente calificados utilizan aviones monomotores para tener acceso a las clínicas de salud en las aldeas remotas.

¿Por qué es de locos? Sin duda, porque es considerada la pista más aterradora del planeta. La pista de aterrizaje de Matekabe es como una tirita que se encuentra a una altura 2.286 metros de altura y al borde de una roca con 600 metros de precipicio. La pista sólo mide 396 metros de longitud, por lo que no ofrece mucho espacio para que al avión le dé tiempo de aterrizar, así que la mayoría caen al vacío e inician el vuelo otra vez durante la caída para volver a empezar.

7- Pista del Aeropuerto Tenzing-Hillary

¿Dónde está? También conocido como Aeropuerto de Lukla, es una pequeña pista en el pueblo de Lukla, en la zona de Sagarmatha, al este de Nepal. Está a 2.773,68 metros de altitud y cuenta con una longitud de 457 metros. En enero de 2008, el aeropuerto fue rebautizado en honor de Sir Edmund Hillary y el Sherpa Tenzing Norgay, las primeras personas en alcanzar la cumbre del Monte Everest y también en efectuar los primeros esfuerzos para la construcción de este aeropuerto, el lugar desde donde más gente inicia el ascenso hacia el Campo Base del Everest.

¿Por qué es de locos? El altipuerto, situado en el borde de un acantilado de 700 m de altura, fue asfaltado recientemente (hasta entonces la superficie era de tierra) debido al gran potencial que tiene para el turismo. Lo que no han conseguido es eliminar la montaña que se erige al final de una de las cabeceras, impidiendo cualquier posibilidad de fallo en el aterrizaje. Para hacerse a la idea, sería como partir en dos la pista central del Aeropuerto de Barajas y colocar una pared de varios kilómetros de grosor al final.

8- Pista del Aeropuerto de Juancho E. Yrausquin

¿Dónde está? El Aeropuerto Juancho E. Yrausquin es el único aeropuerto en la isla de Saba, que se encuentra en el Caribe en las Antillas Holandesas; y es considerado como la pista comercialmente útil más corta en el mundo, con sólo 395 metros de longitud. De hecho, un jet no es capaz de aterrizar y la pista lo indica a modo de dos grandes X que coronan los extremos, para avisar de que si te pasas, posiblemente no lo cuentes. Aún así, todavía no ha registrado ningún accidente sobre su asfalto.

¿Por qué es de locos? La reputación de alto riesgo de esta pista se debe a su posición física: está rodeada por un lado de altos cerros, y por todos los demás, de acantilados que dan a el mar. Eso provoca corrientes de aire tan imprevisibles como peligrosas, por lo que aterrizar allí sólo está destinado a pilotos con los galones bien puestos. La torre de control tampoco sirve de nada, pues simplemente es un punto de información para los viajeros. Y no tienen servicio de combustible, así que si llegas escaso de fuel es posible que tardes mucho en marcharte.

9- Pista del Aeropuerto de Madeira

¿Dónde está? El Aeropuerto de Funchal o Aeropuerto de Santa Catarina es el principal aeropuerto de Madeira (Portugal) y en sus entrañas se alza una curiosa obra de ingeniería que lo ha hecho famoso en todo el mundo.

¿Por qué es de locos? Su pista ha sido durante décadas una de las más difíciles y peligrosas del mundo a la hora de realizar aproximaciones y aterrizajes, debido a las altas turbulencias ocasionadas cuando la velocidad del viento es superior a 15 nudos. En el año 2003, se dieron cuenta por fin que la pista se quedaba corta (1.400 metros) y se decidió alargarla hasta los 2.781 metros.

Pero había un problema: no había tierra suficiente para hacerlo. Así que lo solucionaron colocándola elevada sobre 180 pilares que miden cada uno un total de 120 metros, 60 por encima y 60 por debajo del nivel del mar, aprovechando el espacio restante para poner debajo el aparcamiento. Eso es optimizar el espacio.

10- Pista del Aeropuerto de Ciudad Real

¿Dónde está? No podíamos terminar sin este símbolo a la locura aeroportuaria más absoluta, el “Aeropuerto Don Quijote”, que al igual que el famoso personaje de Cervantes perdió la cabeza en oníricas ensoñaciones con forma de euro, siendo además de ilógico, anti-ecológico, pues se construyó en un espacio protegido. El primer aeropuerto internacional privado de España es sin duda el simbolo del despilfarro político, el que inauguró la saga de aeropuertos fantasma que ya tiene a otros ilustres como Castellón o Huesca.

¿Por qué es de locos? En vez de aviones, que salieron volando hace más de una año dejando una deuda de 319 millones de €, la pista ha encontrado una nueva actividad: servir de pura carretera. Hace meses era utilizada como escenario para la ultima peli de Almodóvar y, recientemente, ha sido usado como trazado de pruebas para coches de lujo. Así un aeropuerto que ha costado más de 500 millones de inversión pública acaba siendo utilizado simplemente como pista; pero no para aviones sino para coches de ‘altos vuelos’. De locos.


Con información de National Geographic. Discovery News y Private Jet Charter

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: