¿Qué se esconde detrás del 20 por ciento?

La regla o principio de Pareto dice que generalmente, el 80% de consecuencias provienen de un 20% de las causas.

Esto se aplica en casi todas las situaciones, aunque en algunas concretas se señala con más énfasis. Dentro del mundo de las inversiones este porcentaje es el pan de cada día.

Todos los brokers a día de hoy tienen como obligación destacar el porcentaje de perdedores… y éste en el mayor de los casos es muy cercano a 80. Puede variar según la calidad y aprendizaje ofrecido por éste, pero por norma general es semejante.

¿Qué es lo que causa tanto temor? Bueno pues lo causa la ignorancia y falta de perspectiva.

Si das un paseo por cualquier calle principal, descubrirás que los negocios cambian constantemente. Muchos, o la mayoría no funcionan por un conjunto de motivos. Puede que el gerente sea un crack con las finanzas y planificación, pero la zona es mala. O que el nombre elegido para el local recuerde a algo desafortunado.

En el deporte, la música, el cine… hay millones de personas intentando «triunfar» y aún así, son poquísimos los que lo hacen. También hay que decir que triunfar es un concepto muy amplio… pero si entendemos triunfar como poder vivir de ello y ser reconocido, no son muchos los casos.

Cambiando de Paradigma

Yo propongo que sea cual sea el campo en el que te encuentres y sea cual sea tu actitud, te decantes por analizar a aquellas personas que forman parte del 20% en lugar de mirar al 80%.

¿Están ahí por casualidad? Yo creo que no. Pueden haber ciertos casos en los que la suerte o probabilidad haya influido fuertemente, pero generalmente están ahí porque reúnen un gran número de requisitos.

Uno de los patrones que he encontrado con más frecuencia al analizar biografías de inversores, es que la mayoría de aquellos que han pasado a la historia, contaban con mentores muy influyentes.

Como es el ejemplo de Warren Buffett, posiblemente el inversor más grande del mundo, éste fue nada más y nada menos que el discípulo de Benjamin Graham. Benjamin Graham fue el autor de «The Intelligent Investor» el libro más influyente escrito sobre inversiones, y que dio lugar al value investing – corriente aún seguida a día de hoy en todo el mundo.

Jesse Livermore (The Wolf of Wall Street, nacido en 1877), uno de los traders más famosos del mundo, fue discípulo de J.P. Morgan… J.P. Morgan fue una de las personas que moldeó el futuro de los Estados Unidos a mediados del XIX a través de fusiones corporativas.

Formando parte del 20%

Esto sólo son unos ejemplos pero hay muchísimos en cualquier industria, y te impresionaría ver muchas de estas conexiones.

Yo personalmente estoy en contra de la educación privada y del exceso de títulos para demostrar una habilidad. En el pasado… quizás, pero a día de hoy, con un ordenador tenemos acceso a infinidad de información. Con una conexión a Internet decente, una cabeza crítica y ganas de aprender, puedes llegar a donde quieras.

Lo que sí es cierto es que creo que somos aquello de lo que nos rodeamos, así que si quieres «triunfar» (de nuevo entre comillas pues puede tomar muchas formas), rodéate de gente única. Porque estas personas son las que marcarán tu camino indudablemente.

También te podría gustar...

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: