En 2013, un barco viajó de Rotterdam a Amsterdam, con una cámara timelapse instalada a 30 metros de altura. La película resultante «ofrece una vista única e impresionante de las antiguas vías fluviales holandesas, en 4K». Y muchos puentes en el camino.

Todas las imágenes se tomaron con una Canon 550d en intervalos de 3 segundos. Se tomaron 30.000 fotografías en total. Inicialmente, “la película no se pudo publicar debido a restricciones. Después de unos años se olvidó. Pero ahora ha resucitado y está en línea.

Deja un comentario